I.E.S. Carmen y Severo Ochoa
Gobierno del Principado de Asturias (España)
carmenys@educastur.org
+34 985 640 431
LUARCA
Spanish Croatian English Finnish French German Italian Polish Portuguese Swedish Turkish



Nos han visitado

Hoy 14

Ayer 27

Esta semana 14

Este mes 748

En total 257672

A lo largo del curso 2015-2016 el grupo de Aprendizaje basado en proyectos del IES Carmen y Severo Ochoa (Luarca) ha llevado a cabo dos proyectos interdisciplinares: uno sobre Magia, en el primer trimestre, y otro sobre Arqueología, que ha ocupado los últimos meses.
En este último se han coordinado ocho profesores de 1º ESO de diferentes materias: Matemáticas, Geografía e Historia, Biología y Geología, Lengua y Literatura, Educación Plástica y Visual, Comunicación Verbal y Nuevas Tecnologías y Valores Éticos. Todas las tareas planificadas tenían como nexo común el estudio de la Arqueología y como meta colectiva la recreación de un yacimiento arqueológico en el jardín interior del centro.
El proyecto comenzó con una conferencia del arqueólogo valdesano Valentín Álvarez. A partir de ahí, se llevaron a cabo las actividades que conducirían al objetivo final del yacimiento: la medición del tiempo en Arqueología y Geología, el estudio de las pirámides y la creación plástica de formas geométricas, una investigación sobre la Piedra Rosetta que los guió para inventar su propio alfabeto jeroglífico, el estudio y la creación de fósiles en escayola… Además, cada semana los alumnos practicaban la expresión escrita mediante la redacción de un diario de excavación y reforzaban sus destrezas con el procesador de textos al pasarlos a Word e insertar en él las fotos del proyecto.
Así se llegó a la concreción del yacimiento. En Matemáticas, los alumnos trabajaron con geoplanos para diseñarlo. Posteriormente, en grupos de cuatro, tenían que saber interpretar sus coordenadas para excavar y encontrar en un tiempo limitado los fósiles a los que previamente habían dado forma. Una vez hallados, eran entrevistados por sus compañeros, que los grababan en vídeo, y debían explicar sus características.
Como actividad final del proyecto, los alumnos escribieron una carta a los humanos del futuro explicándoles cómo es el presente, grabaron unos vídeos personales hablando de sus expectativas vitales y construyeron cápsulas del tiempo en las que introdujeron todo este material, para después enterrarlas en el yacimiento; serán abiertas cuando vayan a abandonar el instituto.
Los documentos de trabajo, así como un vídeo resumen del proyecto y otros materiales pueden consultarse en el blog del proyecto.